Madrid, según mis padres

A buena hora y con sol vinieron mis padres a Madrid, y no es ninguna ironia, pues vinieron un Jueves soleado por la mañana a las 10am y llegaron al medio día a la capital, coincidiendo con una de las que para mi, es la mejor fecha para viajar, mitad de Septiembre. Justo en esta fecha comienzan actos y espectaculos, es temporada de buen clima que no es ni muy frío ni muy caluroso y además los precios para viajar son normales para una ciudad tan turistica como nuestra capital. Casualidad que yo tenía que trabajar esos dos días, pero aprovechabamos la tarde y el fin de semana, lo que me llevó a plantear la visita de acuerdo al corto tiempo. Lo principal, evidentemente era ir al centro, el primer día les había hecho un planing para no perderse en el trayecto del aeropuerto a la parada de cuatro caminos, en donde se alojaron, en el Hotel jardín Metropolitano de Reina Victoria. Un hotel muy comodo para despues de visitar la ciudad durante el día.

Salí de trabajar ese día y al bajarme en la parada llamé y pregunté para saber donde estaban, a lo que mi madre me dice, “estamos saliendo del metro” y antes de que terminara la frase ya los estaba viendo a mi lado. Una casualidad de las mas grandes para tratarse de Madrid, en donde puedes estar a 3 metros y no verse de tanta gente según la zona. Bueno, pues nos acomodamos en el hotel y después de comer nos fuimos a un primer recorrido, al centro de todo, al km 0 a Sol pero bajandonos en Tribunal para conocer caminando ese tramo de la ciudad, fuimos bajando por la calle Fuencarral hasta Gran vía, y luego caminamos hasta la Plaza de Callao y al centro por la calle Preciados. Seguimos caminando desde Sol para ver la ciudad desde lo alto en la azotea del Circulo de Bellas Artes, algo que a mi me encanta, pues aprecias la ciudad en su amplitud en una primera impresión al visitarla. Luego nos acercamos a la Plaza de Cibeles y ya teniamos el tiempo justo para ir al Teatro de Canal para un espectáculo. Al salir nos fuimos a la calle Huertas para tomar unas cañas y vino antes de despedir un agotador día.

Al día siguiente, les tenía programada una visita por la mañana mientras yo trabajaba. Para ir a la zona de Atocha, visitar el Museo Reina Sofía y caminar por el Paseo del Prado y el Museo Thyssen. Al salir, nos fuimos caminando (no por gusto sino que había huelga de metro) desde atocha hasta el Mercado de San Miguel, para que disfrutaran de uno de los que se han convertido en visita recomendada para el turismo, gracias que era un día suave y no había tanta gente, probaron unas tostas unas aceitunas, croquetas, vinos y demás que nos ofrece este increible sitio. Seguimos hasta la Calle Baibén para ver la Almudena y el Palacio Real, pasamos por delante de Opera en donde se ganaron un cliente menos en estas terrazas que rodean la plaza (comentario aparte) y nos metimos en los Jardines de Sabatini para dar solo un paseo y seguir hasta Plaza de España, vimos a Don quijote y Sancho panza y seguimos al Templo de Debod para ver la puesta de sol, continuamos bajando por el Paseo de Rosales, pasamos delante de donde se entra al teleférico y llegamos a Moncloa, nos sacamos fotos por la zona y subimos por los bajos hasta el bar “La paloma” para tomarnos una caña, con una excelente tapa por supuesto. Luegos nos subimos por Guzman el Bueno y llegamos a ver el colegio donde vino mi madre a Madrid, en Francisco de Sales justo al lado de islas filipinas donde continuamos luego subiendo por Greencanal rodeandolo y llegando de madrugada rendidos en el hotel, un buen día que terminaba para al día siguiente madrugar y aprovechar una exposición que esta por madrid muy buena.

Un paseito de unos días por Madrid explicado con detalle Clic para tuitear

(Hay que estar en forma para hacer estos recorridos caminando, antes de seguir esta guía informate bien de la distancia en kilómetros)

En la Casa de Campo al lado de Lago estaba la Decathlon solar, un recinto donde compiten universidades de todo el mundo con sus proyectos de casas modulares, solares con materiales increibles y filosofía de arquitectura que me enamora. Despues de flipar durante la mañana nos fuimos al lado a la estación de Principe Pío, donde almorzamos y nos dimos un paseo, para posteriormente enlazar hasta Alonso Martinez para ver la Plaza de Colón y esa zona, nos fuimos por Goya y la famosa calle Serrano viendo el panorama comercial y pasamos por la Plaza de Felipe II en frente del Palacio de Deportes de Madrid, vimos la Fabrica de Moneda y Timbre y seguimos por la calle goya hasta manuel becerra en dirección “Ventas”,  vimos la plaza de toros y cogimos el metro para volver, linea 2 en dirección centro para parar en el Parque del Retiro, el cual vimos malamente porque ya era de noche, pero es un lugar que ya habían visitado y el que poco ha cambiado en muchos años. Paseamos por la Puerta de Alcalá y bajadita hasta Cibeles, donde nos metimos en el Edificio de correos en el palacio cibeles a ver una exposición, coincidiendo con una cata de vinos y subimos al mirador y nos vimos las vistas desde la terraza/bar con pintas de guiris rodeados de alto perfume.

Como manda la rutina, Domingo por la mañana desayuno con churros, en un sitio que descubrí mientras buscaba piso hace ya un año, en la churrería “La antigua” en Bravo Murillo, luegos nos fuimos para hacer tiempo antes de bajar al rastro y nos acercamos al Estadio Santiago Bernabeu y caminamos por la Castellana hasta Plaza de Castilla, donde vimos las Cuatro Torres y ya luego fuimos al Rastro. Mis padres quedaron sorprendisimos por el rastro, lo grande que es y lo diverso, se vende de todo lo que puedas imaginar, aunque venian con otra idea de lo que significaba y su filosofía no quedaron para nada defraudados, al contrario diría que fue una agradable sorpresa de conocer, pues era su primera vez en un Domingo de rastro. Les había insistido para comernos unas tostas en el “Capricho extremeño” pero evidentemente eso de sentarse en un parque a comer no va con ellos, en cambio nos fuimos por La Latina para comer y descansar. Nos pillamos esa misma linea 5 hasta Marques de Vadillo para que conocieran la parte mas bonita de Madrid Río, el Puente de Toledo, nos dimos un paseo al lado del Vicente Calderón y nos coincidió con un partido del Atletico de Madrid, emocionante donde los haya. Luego nos fuimos a Piramides a coger el metro y nos aprovechando la situación nos acercamos al centro para que probaran un cafelito mitico del “Starbucks”, y como ya el cansancio era extremo y era un Domingo con lluvia y frío les propuse subir hasta La Vaguada al Barrio del Pilar para ir al centro comercial a ver una peli de cine.

Y aqui terminó la visita, despedimos el día programandole en el hotel la vuelta al aeropuerto del día siguiente y se quedó en el aire tanto sus ganas de volver como las cosas que quedaron por visitar, pues reafirmo la frase de… “la belleza está en los ojos de quien la mira”, y todavía me sorprende que hay gente que opina que no les gusta madrid, cuando a mi cada día que pasa me gusta mas, aunque mi corazón ya está pillado con gran canaria, estoy teniendo una buena experiencia en la capital. A quien tenga visita que aproveche ideas de este resumen por si les sirve de algo.

 

IMPULSA TU PROYECTO

No te imaginas lo que internet puede hacer por ti. Desarrollamos todos los puntos de un Plan de Marketing.
¡HABLEMOS!
aquí empezamos todo.

Aquí hay más cosas

IMPULSA TU PROYECTO

No te imaginas lo que internet puede hacer por ti. Desarrollamos todos los puntos de un Plan de Marketing.
¡HABLEMOS!
aquí empezamos todo.